Veldhoven, la primera central europea en obtener el premio de A. O. Smith a la seguridad

AOS-pres-award-2013

Veldhoven, Países Bajos. La central termoacumuladora de A. O. Smith de Veldhoven, Países Bajos, ha hecho hoy historia al convertirse en la primera instalación europea de la empresa en lograr el Premio del presidente L. B. Smith a la seguridad.

El Premio del presidente L. B. Smith a la seguridad que se otorga a la planta constituye un reconocimiento a la mejora más significativa, conseguida en el transcurso de un año, en materia de seguridad en el lugar de trabajo. Asimismo, también reconoce la oferta de programas de seguridad de la empresa orientados a la prevención de accidentes.  Un total de 15 centrales de A. O. Smith se evaluaron para decidir quién sería la galardonada este año.

Durante una ceremonia especial que tuvo lugar hoy, Ajita G. Rajendra, presidenta y directora ejecutiva de A. O. Smith Corporation, dijo a los 75 empleados de Veldhoven presentes: “Hoy es la primera vez, en los cerca de 60 años de historia del Premio del presidente L. B. Smith a la seguridad, que se ha galardonado a una central europea”.  “Cuando pensamos tanto en el desafío que supone ganar el premio como en el nivel de la competición, hemos de sentirnos muy orgullosos de lo que hemos logrado”.

Para ganar el Premio del presidente L. B. Smith a la seguridad, las centrales se evalúan teniendo en cuenta tres categorías estadísticas:

  • Índice de frecuencia de casos de días de trabajo perdidos: esta categoría está relacionada con las lesiones o enfermedades laborales de mayor gravedad que suponen la pérdida de uno o más días de trabajo.  En esta categoría, Veldhoven obtuvo la segunda posición.
  • Índice de frecuencia de casos registrables: el número de incidentes registrables es considerable y las lesiones o enfermedades laborales exigen tratamiento médico más allá de los primeros auxilios, tal y como los define la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) de los Estados Unidos.  Veldhoven también obtuvo la segunda posición en esta categoría.
  • Índice de frecuencia de días de trabajo perdidos: esta categoría tiene en cuenta el número total de días de trabajo perdidos de la instalación y proporciona una medida de la gravedad de los accidentes.  Veldhoven consiguió el cuarto puesto.

En 2011, Veldhoven puso en marcha su amplio programa de seguridad basado en los principios de la mejora continua. Según Wiljan Thielen, responsable de la gestión de la producción y el material, este enfoque de mejora continua ha dado a Veldhoven muy buenos resultados ya que fomenta la cooperación y la comunicación entre departamentos.

“La clave más importante de nuestro éxito es que cada vez más departamentos se involucran”, señaló. “Además resulta más fácil de coordinar, puesto que la mejora continua afecta a todos los departamentos y empleados”.

“Comenzamos con el programa de seguridad implementando el concepto de las 5 S, un entorno limpio es vital para la seguridad”, afirma Wiljan. “El siguiente paso fue mejorar el grado de concienciación de los empleados y para conseguirlo, estandarizamos los procesos de registro y las actividades”.

Thielen fue la cabeza visible del importante esfuerzo realizado para actualizar las instrucciones de trabajo que utilizaban todos los empleados de la planta, incluidas las de las diferentes piezas del equipo que había en ella. Una vez que se completaron las instrucciones, se llevaron a cabo programas de formación para todos los empleados. Todos y cada uno de ellos tuvieron que confirmar que estaban familiarizados con los procesos y los requisitos de seguridad de los equipos de su área.

Una vez que finalizó esta etapa y que los responsables de la planta consideraron que los empelados sabían cómo actuar, fue el momento del primer paso: estimular a los empleados para que buscaran e informaran acerca de cualquier posible mejora.

“Ahora los empleados no ponen pegas la hora de utilizar los formularios de mejora continua, hacen preguntas durante las reuniones de trabajo diarias y se ponen en contacto con otros empelados que conozcan el proceso o el equipo”, señaló Thielen.

Los responsables de la central también crearon un comité liderado por Michaël van der Donk, supervisor de ingeniería de la planta, y Paul Teeuwen, responsable de recursos humanos. Junto con otros socios profesionales, este comité supervisa las normativas gubernamentales aplicables a cualquier nuevo reglamento o estándar que pudieran influir en la seguridad del lugar de trabajo y busca cualquier otra mejora posible de la seguridad.

Como consecuencia del programa de seguridad, se modificaron varios procesos, entre ellos: el uso de tapones de seguridad durante las pruebas de fuga, mejora de las cintas transportadoras de la línea de producción de termoacumuladores comerciales, una área de empaquetado mejorada, un sistema de aspiración en el equipo que inyecta espuma de aislamiento, señalizaciones de paso en toda la planta y vallas de seguridad en los almacenes.

“Esta es la esencia de nuestro programa de seguridad: todos los empleados son conscientes de los riesgos, cuentan con el apoyo de socios profesionales, están continuamente buscando mejoras y su objetivo es materializarlas”, afirma Ton van der Hamsvoort, director general de la central de Veldhoven.

El Premio del presidente L. B. a la seguridad es el reconocimiento más alto que A. O. Smith Corporation otorga tanto al esfuerzo realizado en materia de seguridad en el lugar de trabajo como al programa de reconocimiento de empleados más antiguo de la empresa.  Su nombre hacer referencia a Lloyd B. Smith, bisnieto del fundador de A. O. Smith Corporation y anterior presidente y director general de la empresa.

“Ted” Smith creía firmemente en la importancia de la seguridad en el lugar de trabajo. Por ello creó, en 1954, este programa de premios que reconoce la contribución que cada empleado hace para que las instalaciones de la empresa sean seguras.  En ese momento, aunque índice de accidentalidad de A. O. Smith estaba al mínimo en su historia, Smith quiso hacer que la seguridad fuera un elemento aún más visible e importante para todos los empleados.  Desde que se estableciera este premio, se ha otorgado a la central que demuestra una mayor mejoría, año a año, en materia de seguridad.  Además, a la hora de realizar la selección, los responsables de A. O. Smith evalúan el alcance y la eficacia globales del programa de seguridad de la central.

La central de 105 000 metros cuadrados de Veldhoven fabrica termoacumuladores, calderas, acumuladores y acumuladores indirectos para los mercados europeos y de Oriente Medio.

A. O. Smith Corporation es uno de los fabricantes de termoacumuladores y calderas residenciales y comerciales más importantes del mundo. Además, ofrece una amplia gama de primeras marcas en Norteamérica y China y cuenta también con productos para el tratamiento de aguas para aplicaciones residenciales y de comercios básicos. A. O. Smith, cuya oficina central se encuentra en Milwaukee (Wisconsin), emplea a cerca de 10 900 personas en sus centrales y oficinas de EE. UU., Canadá, México, la India, China, Países Bajos, Reino Unido y Turquía.